Sábados de Gràcia

Descubrir el barrio de Gràcia

Page 2 of 3

Pausa de semana santa (II)

La cabaña sólo fue el principio….

llum

ametller

camp

blanc

bolet

groc

Pausa de semana santa (I)

Por semana santa es momento de descanso, nosotros lo hemos seguido al pie de la letra.

¿Qué relaja más que una cabana en medio de la naturaleza? Sin internet, sin electricidad, sin agua corriente, nos hemos ido al Parc Natural del Montnegre donde Cabanes Dosrius ofrece esta experiencia única en una cabana sobre los arboles.

cabana_fora

cabana

caixa

cistell

esmortzar

A través de cuerda y cestas, disfrutamos de unos excelentes desayunos y unas fastuosas cenas a la luz de las velas.

Una estancia de dos días para recargar las pilas y llenas de experiencias. No os perdáis la segunda parte mañana!

 

Sábado por el VanVan

Hoy hemos ido al Van Van Market, un lugar al que es de obligada visita si vuestros paladares son exigentes. Hasta mañana estará al lado del Mercat dels Encants, no os lo perdáis!col_2

delivering

flores

col_3

fooding

nachos

super_burger

 

Un toque oriental

Hay cuatro alimentos básicos en mi vida: Atún, mahonesa, arroz y garbanzos. Esto quiere decir que si tuviese que reducir mi dieta a lo más sencillo que pudiese, estos serían los ingredientes para sustentarme. Hoy vamos a un plato que usa dos de los alimentos citados anteriormente, garbanzos y arroz, y lo vamos a hacer con toque oriental: Channa Masala.

Para este plato indio, nos hemos basado en la receta del libro autobiográfico de Molly Wizenberg, una famosa blogger gourmet. Su lectura es muy recomendable 🙂

DSC_0373

 

Cómo la mayor parte de los platos indios, este requiere de una cantidad considerable de especias: Granos de comino, garam masala, semillas de cardamomo, pimentón y cilantro en polvo. Todas especias, juntadas con ajo y cebolla sofrita hacen la base de este plato.

Junto a la mezcla, añadimos unos tomates pelados, un poco de agua, cilantro y seguidamente los garbanzos que dejaremos cocer para que estén bien tiernos. Para terminar de ligar la salsa, usaremos un poco de iogurt o crema de espesa que le darán un toque rosado genial.

Una vez la salsa ligada y los garbanzos blanditos, lo combinamos con un arroz basmati y dejamos que nuestro paladar disfrute de este toque oriental :).

DSC_0296

 

cigrons i tomàquet

yummy!

grrrrraaaah

Solo me queda decir, bon appétit y que espero que os haya gustado.

 

 

Un momento muy dulce

Hoy quiero compartir con vosotros uno de mis postres favoritos: el cheescake con mermelada de frutas del bosque.

DSC_0136

DSC_0149

DSC_0147

DSC_0158

Ingredientes:

250 ml de crema de leche
250 ml de leche entera o vaporizada
400 grs de queso Philadelphia
250 grs de queso Mascarpone
175 grs de azúcar
El zumo de una lima
250 grs de galletas Digestive
100 grs de mantequilla
6 láminas de gelatina para el queso y 4 más para la cobertura
200 grs de mermelada de frutas del bosque (o del sabor que más os guste)
50 ml de agua

Preparar un molde con papel de horno – si es desmontable mucho mejor -. Para que el papel quede bien pegado podéis untar las paredes del molde con un poco de mantequilla derretida.

Triturar las galletas con un robot de cocina hasta que queden bien finas y añadir la mantequilla previamente derretida. También podéis triturar las galletas poniéndolas en una bolsa de plástico bien cerrada y ayudándoos de una botella. Mezclar y verter en la base del molde presionando bien para que quede lo más compacto posible. Para evitar que luego se desmenuce, meterlo unos 10 minutos en el congelador o frigorífico.

En un bol ponemos la leche entera o vaporizada, la crema de leche, el mascarpone, el queso Philadelphia, el zumo de lima, y el azúcar. Remover bien hasta que quede una masa homogénea y calentarlo en una cazuela hasta que empiece a hervir. Apagamos el fuego y añadimos 6 láminas previamente hidratadas. Removemos hasta que se hayan disuelto y abocamos la mezcla en el molde. Para que cuaje bien debe estar un mínimo de 4 horas en el frigorífico.

Para la cubertura, añadir la mermelada en una cazuela junto con el agua y a la que empieza a hervir, dejar 5 minutos y retirar del fuego. Ponemos las 3 láminas de gelatina previamente hidratadas con agua fría y removemos. Sólo faltará verterlo en el molde y dejarlo un tiempo más en el frigorífico.

Seguro que existen muchas formas de hacer un pastel de queso pero esta receta es, sin duda, la que mejor me ha funcionado.

¡A ver si os animáis a probarla!

Una mañana por Gràcia

DSC_0187

La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido – Antonio Machado

DSC_0171

foto flores

DSC_0167

 

Llegó la primavera un camino pequeño donde incluso el sonido del viento no puede ser oído – Masajo Suzuki

 

Felicidad hecha albóndiga

Hola a todos!

El pasado sábado tuve que ir a trabajar por la mañana así que Karla se encargó solita de llevar a los fogones una de las mayores delicias que he tomado en los últimos tiempos. Aunque parezca simple y banal, Karla pensó en hacer albóndigas con puré de patatas casero; lo bordó!

Para el puré de patatas hirvió unas patatas durante 45 minutos. No tengáis miedo de dejar las patatas un buen rato, lo peor que os puede pasar es que se ablanden y que sea más fácil aplastarlas para el puré :). Además, para más sencillez, se les puede dejar la piel para dar más sabor y otra textura. Una vez aplastadas, hay que añadir una buena cantidad de mantequilla, sal, nuez moscada y pimienta. El resultado es sorprendente!

DSC_0109

Por otro lado preparó unas bolitas de carne deliciosas con una de carne picada de cerdo. Para darle más sabor, le añadió cebolla, ajo y perejil cortados muy finamente y luego, para sazonar sal, pimienta y comino. Finalmente para darles más consistencia también es recomendable poner un huevo y una rebanada de pan tostado desmigada.

Una vez la mezcla hecha, se da forma a las albondigas, se enharinan y se fríen en una sartén con una cantidad más que decente de aceite de oliva. Una vez que las albondigas han quedado fritas por toda su superficie, añadimos un fantástico sofrito de tomate, y un poco de agua para alargar la salsa.

La mezcla de la harina de las albondigas, el aceite, el sofrito de tomate y el agua harán una salsa sabrosísima de chuparse los dedos. Dejamos que se evapore un poco el agua hasta que la salsa quede un poco espesa, apagamos el fuego y emplatamos.

DSC_0112

DSC_0123

A nosotros se nos hace la boca agua, ¿Y a vosotros?

Hasta pronto!

La salsa que marca diferencias

Hola a todos!

Que nosotros sepamos, no hay salsa que cambie un plato de una forma tan radical como un buen sofrito de tomate. Pese a ser muy sencilla, hacerla bien es un éxito asegurado. Además, hay taaaantas cosas que se pueden hacer con el sofrito de tomate que explicar cómo se cocina es casi una obligación.

Para realizar el sofrito vamos a necesitar la misma cantidad de cebolla que de tomate triturado junto una gran cantidad de aceite. Añadir otras verduras es una opción, aunque recordad que el mismo peso adicional de verdura lo tendréis que restar de la cantidad de cebolla del sofrito. Para nuestro ejemplo, hemos añadido un pimiento verde.

Una vez todos los ingredientes triturados, ponemos a freír la cebolla a fuego muuuuy flojo y con una gran cantidad de aceite de oliva.

a fregir!

 

pebrot

Si os habéis decantado por añadir alguna verdura al sofrito, esperad unos 15 minutos antes de añadir la verdura.

Solemos hacer sofrito con una cocción de 3-4h (!!!) así que hay que armarse de paciencia y dejar que la mezcla se vaya sofriendo lentamente. Cuando la cebolla y el pimiento empieza a oscurecerse, hay que añadir el tomate triturado con un par de cucharadas de azúcar – para endulzar el tomate que suele estar un poco ácido -, una de sal y otra ronda de aceite de oliva :).

a punt

Otra vez, a armarse de paciencia hasta que la salsa oscurezca :S.

Os dejo aquí la escala de colores que nos regala este sofrito.

sofregit

El resultado, aquí lo tenéis, en las próximas semanas os mostraré algunas maravillas que podemos hacer con este sofrito. Seguid visitando nuestro blog para futuras sorpresas!

presentacio

Un pranzetto coi fiocchi

Cómo dirían los italianos, hoy vamos a comer un pranzetto coi fiocchi, una comida excelente: tagliatelle al pesto rosso.

No existe ningún secreto para hacer un buen plato de pasta, sólo hace falta ponerle ganas. Los italianos considerarán sagradas muy pocas cosas, pero no cabe duda que una de ellas es la cocina. Y es que a nadie le entusiasma hablar tanto de comida como a ellos.

DSC_0129

Somos amantes de la pasta en su totalidad pero hoy nos hemos decantado por unos sencillos tagliatelle. Los podéis encontrar de sabores y colores variados aunque en esta ocasión hemos optado por los tradicionales. Para la salsa hemos preparado una de las variantes más conocidas del pesto, el pesto rosso o siciliano, que se compone de tomates secos – traídos de una escapada por Venecia – abundante aceite de oliva, sal, piñones y un buen queso parmigiano, excelente para todo tipo de salsas. Buon Appetito!

 

DSC_0156

 

Sabor de finales de invierno

Aunque para el resto del mundo (del hemisferio norte), los principios de marzo sean aún invierno, en Barcelona las temperaturas ya empiezan a subir. ¡Pero no hay que confiarse! Este es el momento donde llegan los cambios de temperatura bruscos y con ellos, los resfriados.

Os proponemos aquí una sopita de lentejas para esas noches de manta cerca del radiador.

Esta receta nos encanta por muchas razones; porque se aleja de cualquier sopa a la que estamos acostumbrados; porque contiene una mezcla de especies que nos propulsa hacía el lejano oriente; y porque es una manera deliciosa, divertida y distinta de disfrutar de las lentejas.

Para hacer esta sopa se necesitan muy pocas cosas: lentejas amarillas, zanahoria, perejil, crema de leche y, para dar sabor, cúrcuma, comino y curry. No os perdáis la receta original de Pequerecetas, blog que merece la pena visitar :).

DSC_0328

DSC_0333

DSC_0342

 

DSC_0393

 

Disfrutad de la sopa y pasad un buen final de domingo!

« Older posts Newer posts »

© 2017 Sábados de Gràcia

Theme by Anders NorenUp ↑