Sábados de Gràcia

Descubrir el barrio de Gràcia

Tag: patata

Patatas con huevo

Hola a tod@s!

Hoy vamos a hablar de un plato típico de mi familia que se parece pero no es tortilla de patatas :), hablamos de patatas con huevos.

Vale, parece extraño por lo que lo primero es lo primero, expliquemos la diferencia. Nuestra intención aquí no es hacer una tortilla sino únicamente hacer que las patatas fritas se queden impregnadas del jugo del huevo. Es más o menos un plato a medio camino entre unos huevos estrellados y una tortilla de patatas.

Para hacer este plato, nos harán falta pocos ingredientes, patatas y huevos. Para este plato, yo he usado tres patatas medianas y dos huevos. Por lo tanto podéis seguir la regla de un huevo por cada patata y media o por cada dos patatas. Cómo en la mayor parte de las recetas, el ojímetro es vuestro mejor aliado ;).

En primer lugar, cortamos las patatas a dados más o menos grandes, del tamaño de un pulgar.

patates_min

 

Una vez cortadas, pasad a freírlas. No hace falta que queden muy crujientes porqué con la mezcla del huevo se ablandarán.

fetes_min

 

Una vez fritas, las pasamos a mezclarlas con dos huevos batidos como si estuviésemos haciendo una tortilla y salpimentamos. Seguidamente, pasamos a mezclar el huevo con las patatas procurando con todas estas quedan mojadas por el huevo.

Una vez el huevo esta mezclado, vertimos la mezcla en una paella sin haberla calentado previamente. Ponemos la paella sobre el fuego al mínimo y dejamos que lentamente se vaya cociendo el huevo. No tengáis prisa y procurad remover todo el rato. A medida que se vaya calentando la paella, el huevo se hará cada vez más pastoso y pegajoso. Cuando todo el huevo se haya pegado a las patatas, el plato estará listo para degustar :).

fregides_min

Como podéis observar, todas las patatas tiene una especie de fina capa de huevo pegada a ellas. Cuando conseguís esto, estaréis a punto de disfrutar de un plato para chuparse los dedos!

fregides_2_min

Bon profit!

No olvidéis visitarnos en Facebook 🙂

Felicidad hecha albóndiga

Hola a todos!

El pasado sábado tuve que ir a trabajar por la mañana así que Karla se encargó solita de llevar a los fogones una de las mayores delicias que he tomado en los últimos tiempos. Aunque parezca simple y banal, Karla pensó en hacer albóndigas con puré de patatas casero; lo bordó!

Para el puré de patatas hirvió unas patatas durante 45 minutos. No tengáis miedo de dejar las patatas un buen rato, lo peor que os puede pasar es que se ablanden y que sea más fácil aplastarlas para el puré :). Además, para más sencillez, se les puede dejar la piel para dar más sabor y otra textura. Una vez aplastadas, hay que añadir una buena cantidad de mantequilla, sal, nuez moscada y pimienta. El resultado es sorprendente!

DSC_0109

Por otro lado preparó unas bolitas de carne deliciosas con una de carne picada de cerdo. Para darle más sabor, le añadió cebolla, ajo y perejil cortados muy finamente y luego, para sazonar sal, pimienta y comino. Finalmente para darles más consistencia también es recomendable poner un huevo y una rebanada de pan tostado desmigada.

Una vez la mezcla hecha, se da forma a las albondigas, se enharinan y se fríen en una sartén con una cantidad más que decente de aceite de oliva. Una vez que las albondigas han quedado fritas por toda su superficie, añadimos un fantástico sofrito de tomate, y un poco de agua para alargar la salsa.

La mezcla de la harina de las albondigas, el aceite, el sofrito de tomate y el agua harán una salsa sabrosísima de chuparse los dedos. Dejamos que se evapore un poco el agua hasta que la salsa quede un poco espesa, apagamos el fuego y emplatamos.

DSC_0112

DSC_0123

A nosotros se nos hace la boca agua, ¿Y a vosotros?

Hasta pronto!

© 2018 Sábados de Gràcia

Theme by Anders NorenUp ↑